fbpx

Medioambiente y pandemia 2020

Pasado, presente y futuro

¿Qué tienen en común los carpinchos en Nordelta, los lobos marinos en el centro de Mar del Plata, los pingüinos deambulando por Madryn y el puma que apareció en Santiago de Chile? Todos encontraron vía libre gracias a la fuerte cuarentena producto del COVID-19. 

Especialistas en medioambiente argentinos aseguran que esta situación inédita es un experimento a escala mundial que nos permite dimensionar la magnitud de las consecuencias de la presencia humana en nuestro entorno

Fuente: latercera.com

Esta nota fue escrita teniendo en cuenta algunos de los valores centrales al espíritu de NOVE Outdoors : el amor por la naturaleza. Son importantes para nosotros el respeto hacia los animales y cómo nos relacionamos con el medio ambiente de manera tal que podamos disfrutar de las actividades al aire libre sintiéndonos parte de los ríos, lagunas, parques, bosques y no como agentes externos. 

Hoy les propongo hacer un balance del pasado, presente y futuro producto de la pandemia que rodea al mundo este año.

Pasado

En Wuhan – China, donde se dio el primer brote de COVID-19, la concentración de dióxido de nitrógeno disminuyó un 25% en tan solo un mes de cuarentena. En febrero del 2020 el mapa pasó de rojo/naranja a azul de acuerdo con un estudio realizado por Carbón Brief. Esto se debió a la reducción en la actividad económica en China. 

En Buenos Aires vemos un resultado similar. La Comisión Nacional de Actividades Espaciales, a cargo de la Magíster María Fernanda García Ferreyra (experta en calidad de aire) desarrolló este mapa satelital. En él queda en evidencia el impacto del aislamiento en tan solo un mes. En el gráfico podemos ver que todo el AMBA, y la Ciudad de Buenos Aires en particular, pasa de un amarillo furioso, casi naranja, a un tímido blanco.

Fuente: CONAE (Comisión Nacional de Actividades Espaciales)

En mayo de este año el Ministerio de Transporte realizó un relevamiento para saber cuántas personas se movilizaron en el área metropolitana desde el comienzo del aislamiento. Los medios de transporte que se tuvieron en cuenta fueron colectivo, tren y subte. ¿El resultado? La cantidad de pasajeros cayó un 25% en un día normal

Como precedente, el organismo tomó la cantidad de personas que circularon hasta una semana antes del comienzo de la cuarentena, del 1 al 13 de marzo. La circulación promedio del día a día en ese período fue de 4.242.450 pasajeros. Si se compara con el miércoles de la semana del 20 de mayo, el número cae a 1.055.587 pasajeros. La medición se realiza mediante la carga de datos de usuarios de la tarjeta SUBE (Sistema Único de Boleto Electrónico).

Presente

La reducción del impacto ambiental por la minimización del uso del transporte es un hecho: un estudio publicado en la revista Nature Climate Change asegura que el confinamiento global redujo en un 17% las emisiones diarias mundiales de dióxido de carbono, el nivel más bajo desde 2006. Las emisiones por parte del transporte terrestre representan el 43% de esa disminución.

Principalmente al comienzo del confinamiento la fauna hizo su aparición en las ciudades. Ante la disminución de actividades humanas que generan ruido, contaminación y otros impactos las especies que viven en la periferia comenzaron a mostrarse. Alejandro Giraudo, docente de la Universidad Nacional del Litoral lo sintetiza de esta manera: “ Los animales que comenzamos a ver con la pandemia aparecen porque prestamos más atención a nuestro entorno”, sorprendidos, nos damos cuenta de que las ciudades nos han disociado artificialmente de la naturaleza.

En las Cataratas de Iguazú también se sintió el impacto de la pandemia. Desde el 14 de marzo y durante aproximadamente 5 meses el parque estuvo cerrado y permitió que la fauna del lugar volviera a encontrarse con los bosques en busca de alimento. La falta de turistas tuvo un impacto positivo en la vida de los animales, disminuyendo la diabetes, conductas agresivas y muerte prematura relacionada a la comida procesada.  

Mientras la cuarentena encuentra su flexibilización y algunas actividades retoman su funcionamiento la contaminación vuelve a sentirse. Raúl Montenegro es profesor en la Universidad Nacional de Córdoba en la Licenciatura en Biología y presidente de la Fundación para la Defensa del Ambiente. Como estudioso del tema considera que en la pospandemia los ambientes seguirán tan deteriorados como antes o peor: “Las mejoras que se observan, como aguas de ríos más transparentes y fauna reconquistando sus antiguos territorios, forman parte de un fenómeno circunstancial

futuro

Con la mirada puesta en cómo van a ser las cosas una vez que el COVID-19 deje de ser titular en todos los diarios es que se expresa el director ejecutivo del Programa de Medio Ambiente de la ONU. Inger Andersen considera que efectivamente la prioridad inmediata es proteger a las personas del coronavirus y prevenir su propagación. Pero que la respuesta a largo plazo debe abordar la pérdida del hábitat y la biodiversidad. En palabras textuales: “Si no cuidamos la naturaleza, no podemos cuidarnos a nosotros mismos”.

Desde distintas esquinas del mundo, diversos organismos ambientalistas se cuestionan qué impacto tendrán el uso de desinfectantes, entre ellos la lavandina, para la salud de los ríos. Algunos sostienen que puede ser un problema real para la fauna y flora que puedan verse expuestas a estos químicos en mayor proporción que antes. 

De igual manera acusan que la nueva normalidad no contempla de forma clara una economía más verde y que en cuanto las personas vuelvan a viajar como antes y los negocios recuperen su marcha, la situación volverá a ser la de antes. Aquella previa al respiro ambiental que significó la pandemia. 

Finalmente, queda reflexionar en torno a la protección de especies y su comercio ilegal. Durante años y años, innumerables expertos llevan advirtiendo de que la destrucción de los ecosistemas naturales y el tráfico de fauna salvaje no solo son una amenaza para la biodiversidad, un factor clave de la salud del planeta, sino también para nuestra propia salud. Se cree que el COVID-19 es una enfermedad zoonótica (que se transmite de animales a humanos) y que nuevos virus continuarán saltando de animales a humanos si no ponemos un mejor orden en nuestra relación con el medio natural.

Tal como lo plantean Jóvenes Por el Clima y Eco House,  el ambiente incluye al ser humano. Por lo tanto, el futuro del medioambiente posterior a la pandemia tiene que incorporar un plan de acción que no implique el freno de la actividad económica sino una mejor articulación con las necesidades de nuestra flora y de nuestra fauna así como los demás elementos de la naturaleza.

Desde NOVE Outdoors queremos que muchas generaciones más puedan disfrutar de lo que tanto amamos: la naturaleza y las actividades al aire como la pesca deportiva.

Nos gustaría conocer tu opinión, te leemos en los comentarios. 

Aprovechamos para invitarte a que te sumes a nuestro boletín para recibir por mail artículos como éste y nuestras últimas novedades (prometemos cero spam). Hace clic aquí para suscribirte.

Seguinos

NOVE OUTDOORS

Fuentes consultadas:

  1. Javier Martínez Mansilla. ¿Qué consecuencias tiene el confinamiento para la naturaleza? [Internet].Traveler. 2020 [citado el 30 de agosto de 2020]. Disponible aquí.

  2.  Emanuel Zamaro.El Impacto ambiental de la pandemia. [Internet]. Página12. 2020. [citado el 30 de agosto de 2020].  Disponible aquí.

  3. Narcís Prat Fornells.¿Cómo influye la pandemia en la calidad y gestión del agua? [Internet]. The conversation. 2020. [citado el 30 de agosto de 2020]. Disponible aquí. 

  4. Redacción.Efecto coronavirus – El aire se vuelve más puro en los países con cuarentenas totales [Internet]. Perfil.2020.  [citado el 30 de agosto de 2020]. Disponible aquí.

  5. Daniel Marzal.Las enseñanzas ambientales que dejará la pandemia en la región. [Internet]. Río Negro. 2020.[citado el 30 de agosto de 2020]. Disponible aquí. 

  6. Redacción.Los otros efectos del coronavirus:¿habrá un impacto medioambiental?[Internet]. OpenMind. 2020.[citado el 30 de agosto de 2020]. Disponible aquí.

  7. Luciana Olub. El impacto ambiental del coronavirus. Hay efectos positivos [Internet]. Ámbito.2020.[citado el 30 de agosto de 2020]. Disponible aquí.

  8. Redacción.AMBA:Cuántas personas circularon por semana en transporte público. [Internet]Parabrisas. 2020.[citado el 30 de agosto de 2020]. Disponible aquí.

  9.  José M. Fernández-Rúa.Covid-19. Científicos confirman que su origen es natural. [Internet]. Biotech.2020.[citado el 30 de agosto de 2020]. Disponible aquí.

  10.  Sol Narosky. Una familia convive con decenas de carpinchos en el patio de su casa.[Internet] Crónica. 2020.[citado el 30 de agosto de 2020]. Disponible aquí.

  11. Redacción.Avistan puma suelto por las calles de Providencia y Ñuñoa. [Internet]La Tercera. 2020.[citado el 30 de agosto de 2020]. Disponible aquí.

  12. Redacción. Se avistaron a varios lobos marinos reposando en las calles de Mar del Plata. [Internet] NatGeo. 2020.[citado el 30 de agosto de 2020]. Disponible aquí.

Deja un comentario

0