fbpx

Primeros pasos en la pesca con mosca

¿Qué tenes que saber antes de comenzar?

En la actualidad existen una gran cantidad de libros, notas y videos sobre la iniciación a esta actividad. Algunas son más sencillas, otras más extensas, técnicas y detalladas, pero en lo que vamos a hacer foco en este artículo es en ciertos aspectos que al parecer a lo largo de los años han convertido a la pesca con mosca en “algo difícil, intimidante y hasta en algunos casos inalcanzable”.

Así es que como primera medida, vamos a dejar algo en claro: cualquier persona puede aprender a pescar con mosca y cualquier persona puede atar una mosca.

Es necesario saber que en el año en el que vivimos hay una infinidad de marcas y productos, que junto con el contenido audiovisual que obtenemos de internet, hacen que la actividad sea accesible y se adapte a la situación y sitio en el que cada persona se encuentre. Pero vamos a enfocarnos en algunas cuestiones básicas para quienes estén interesados en iniciarse en este apasionado deporte.

La pesca con mosca, a diferencia de otras técnicas de pesca, consiste en lanzar una imitación artificial (mosca) utilizando una línea especial que contiene un peso específico distribuido en sus primeros metros, que es impulsada por una caña a través de una técnica de lanzamiento (y no de la fuerza). 

Mientras que la pesca tradicional o con carnada (cebo natural) y la pesca con señuelos (spinning y baitcasting) utilizan el impulso de dichos aparejos para lograr distancia, la pesca con mosca no cuenta con ello, y esa es la principal diferencia, que no la hace mejor ni peor, sino diferente. Cada técnica de pesca tiene sus particularidades y situaciones en las que poseen un beneficio.

Como ya mencionamos, las moscas son imitaciones artificiales, constituidas por diversos materiales sintéticos o naturales, que en ciertos casos buscan copiar la silueta o comportamiento del alimento diario de los peces que intentamos pescar, y en otros casos buscan generar simplemente atracción o irritación para lograr la captura. 

Como estos artificiales no poseen el peso necesario para dirigir el lanzamiento, ya que en su mayoría son anzuelos solamente vestidos de plumas, pelaje o fibras sintéticas, van conectadas mediante un leader (que en otra nota detallaremos) de monofilamento, fluorocarbono y/o cable de acero, a la línea, que es quizás la parte clave del total del equipo. 

Las líneas de pesca con mosca poseen generalmente un largo de 30 metros aproximados, los cuales están divididos por un torpedo (taper) de entre 9 y 12 metros en su mayoría, en los que se encuentra distribuido el “peso” (medido en gramos – grains -) y un running line (restante)  que es la parte más delgada de la línea, que busca deslizarse rápidamente a través de los pasahilos de la caña, permitiéndole al torpedo lograr la distancia deseada.

La razón por la que decimos que la línea es quizás la parte clave del total del equipo es simple (y algo que muchas veces vemos que quienes se inician en esto cometen el error de no tener en cuenta) y vamos a explicarlo de la siguiente manera:

  • ¿Puedo tener una caña y reel de alta gama y utilizar una línea súper económica? Básicamente… no es lo ideal.

  • ¿Puedo tener una línea de alta gama y una caña y reel súper económicos? Totalmente si, es lo que recomendamos. 

Si bien lo “ideal” sería tener un equipo equilibrado, la realidad es que es más importante, para quien se inicia en la pesca con mosca, pensar en comprar una buena línea, luego una caña que esté acorde a la pesca que queremos realizar y por último un reel, que salvo en pescas de peces mayores de 15 o 20 kg, la única función que cumple es la de albergar la línea. 

Hacemos foco en esto debido a que uno de los errores más comunes de quienes buscan dar sus primeros pasos pescando con mosca es dejar la línea para lo último (como menospreciándola) y preocupándose por tener en primera medida una buena caña y un reel lindo, fracasando como consecuencia de esto en sus primeros intentos de lanzamiento, por no poder hacer volar la línea que adquirieron.

Ahora, vamos al “lanzamiento”, que seguramente es el tema que más asusta o genera dudas. Si bien recomendamos que en algún momento realicen un curso con un instructor certificado de lanzamiento, es más importante adquirir nuestro primer equipo y perder el miedo a castear (lanzar), simplemente yendo a pescar. 

Hay muchos videos en internet y libros que ayudan a dar los primeros pasos en ello, que a su vez también indican el número ideal de equipo para aprender. Lo que les vamos a dejar nosotros como consejo, es que se compren un equipo para debutar en la actividad que sea acorde a la pesca que hagan habitualmente. 

Si viven en la provincia de Corrientes (Argentina) y el 90% de de sus salidas son jornadas de pesca de Dorado, entonces lo ideal sería que compren un equipo #8. Pero si viven en la Patagonia y el 90% de su pesca es de truchas de hasta 3 o 4 kg deberían tener un equipo #5. Hacemos esta recomendación ya que muchas veces se comete el error de ir en busca de un equipo que permita aprender a castear sencillamente, pero al momento de ir a pescar no contamos con el adecuado a la especie que vamos a ir a buscar en la mayoría de nuestras salidas.

Uno de los factores que más influyen y nos dificultan una jornada de pesca con mosca es el viento, que termina siendo un motivo por el cual muchas veces los principiantes se frustran y terminan queriendo dejar de lado todo. Así que intenten dar sus primeros pasos en días calmos, que no haya mucho viento. 

La pesca con mosca es una actividad que no tiene una fórmula exacta, que permite que cada persona pueda construir su propio camino, ya que cada uno tiene una técnica diferente al resto, porque todos somos diferentes, en gustos y capacidades, pero compartiendo la misma loca pasión. Lo mismo sucede con el atado, cualquiera puede lograr crear una mosca (y es un tema que profundizaremos en otra nota). 

Son infinitos los lugares maravillosos que pueden conocer impulsados por este deporte, las nuevas amistades que pueden tener y la cultura social y natural que van a adquirir. Pero queremos dejarles algo bien en claro, para terminar esta primera nota de nuestro blog, y es que VAYAN A PESCAR. 

Todos rompimos una caña, todos perdimos nuestros primeros piques, todos cortamos una línea, a todos se nos enredó entre la vegetación o en alguna parte de la lancha y nos hizo perder un buen lanzamiento, todos nos equivocamos y nos seguiremos equivocando, ya que una de las cosas más lindas que tiene este deporte es que constantemente continuamos aprendiendo, siempre. 

Es mucho el tiempo que perdemos detrás de las pantallas de las computadoras y celulares, viendo contenido, intentando saber cual es el mejor, que es lo mejor, y creyendo que de esa manera aprendemos todo y tenemos la capacidad de afrontar cualquier situación de pesca. 

Créannos que cuando estamos en el agua y tenemos nuestro primer pique, casteamos esas moscas que creímos que iban a funcionar bien por la data consumida en internet o nos toca un día de mucho viento, todo cambia completamente, y la naturaleza nos hace ver la realidad de todo. 

Pesquen, una y otra vez, equivóquense, aprendan, corrijan y vuelvan a pescar, porque es la única manera de lograr que todo funcione.

Aprovechamos para invitarte a que te sumes a nuestro boletín para recibir por mail artículos como éste y nuestras últimas novedades (prometemos cero spam). Hace clic aquí para suscribirte.

Seguinos

2 comentarios en «Primeros pasos en la pesca con mosca»

  1. Hermosa nota!!! Felicitaciones Milton!!! Tu pasión llega a este lado de la pantalla!! Me resonaron palabras como: equivocarnos para aprender, crecimiento, logros, disfrute…
    Paso a paso los sueños se van dando…

    Responder
  2. Genial Milton.
    Un texto clarisimo, con conceptos limpios y lenguaje común a cualquiera que este leyendo ya sea amplio conocedor del tema o se este iniciando.

    Este tipo de escritos son los que estaban faltando

    Responder

Deja un comentario

0